Hidalgo y Morelos están en el corazón del pueblo

Joyas de la historiografía liberal triunfante, presenta:


Hidalgo y Morelos están en el corazón del pueblo
Con aquella soberana intuición que caracteriza a las multitudes, el pueblo mexicano ha recogido los nombres de Hidalgo y de Morelos, con una santa devoción que conmueve hasta las raíces de su ser. No es labor ni de sabios, ni de historiadores, ni de conferencistas: es la comunión inmediata con los que han sido carne y sangre de su propia carne y de su propia sangre; de los que, por encima de todo, han vivido en una combustión generosa para procurar su mejoramiento y su redención. Es el culto conservado de generación en generación por todos los ámbitos del país, como en leyenda verbal. Como un aliento bendito se ha recalentado en su desnudez y envuelto en su desamparo, con las palabras de esperanza que dieron a los hombres humildes y espoliados. 
Así como los eruditos de las clases conservadoras se han empeñado estérilmente en hacer penetrar en el alma colectiva el culto de guerreros o gobernantes de este país, envueltos en la clámide del éxito y acariciados por la fama, y no lo han conseguido, porque el pueblo descubre por sí mismo a sus hombres, Morelos e Hidalgo, aunque faltaran los panegiristas y los historiadores, vivirían por virtud propia en el corazón de los mexicanos, porque tendieron la mano a los parias, ofreciéndoles la perspectiva de un porvenir, si no de felicidad al menos de justicia y de amor.

Pedro de Alba, "Estudio preliminar" en Primer centenario de la Constitución de 1824. Obra conmemorativa publicada por la H. Cámara de Senadores de los Estados Unidos Mexicanos, dirigida por Pedro de Alba y Nicolás Rangel, México, Talleres Gráficos Soria, 392 p., pp. 8-9.

1 comentario:

Mudanzas Plus dijo...

Hola, me ha encantado tu blog y voy a seguirlo de cerca, me llama la atención el tema del blog llamado Espejo de Mudanzas, voy a seguirlo más de cerca y creo que tendré más ideas de lo que transmites en tu blog, me gusta la historia, te felicito por esta gran labor.